domingo, 23 de diciembre de 2012

¿Qué significa ser Adventista del Séptimo Día?



¿En qué creen los Adventsitas del Séptimo Día? ¿Son distintos a mi?

¿Quiénes son? ¿Qué hacen?

{ Por Miguel Cabán }

¿Qué significa ser Adventista del Séptimo Día?

Adventista del Séptimo Día es aquél que ha aceptado a Cristo como su Salvador y sigue humildemente la voluntad de Dios revelada en las Sagradas Escrituras. El deposita su confianza en la promesa del pronto regreso de su Señor y se prepara para ir al encuentro de tan magno acontecimiento.

¿Son los Adventistas del Séptimo Día cristianos?

¡Sí! Ellos creen que Cristo ha venido a este mundo para reconciliar al hombre con Dios, que murió en el Calvario, que resucitó de los muertos y ascendiendo al cielo, está a la diestra de Dios Padre para interceder por los hombres. Por tanto, no creen en la intercesión por medio de intermeDíarios fuera de la de Cristo.

¿Aceptan los Adventistas literalmentetoda la Sagrada Biblia?

Ellos creen que todos los autores originales fueron inspirados por Dios, como dijo San Pedro: "Los santos hombres de Dios, hablaron, siendo inspirados del Espíritu Santo" (2 San Pedro 1:21). Los Adventistas, por supuesto, saben que ha habido muchas traducciones de la Sagrada Biblia, pero aseguran que el intento original de los autores inspirados, ha llegado a nosotros en forma inmutable a través de los siglos. El significado de las palabras puede variar con el correr del tiempo, por cuya razón es necesario revisar las traducciones; "mas la Palabra del Dios nuestro permanece para siempre" (Isaías 40:8).

¿Creen los Adventistas del Séptimo Día en la Trinidad?

Por supuesto. Reverentemente adoran a Dios el Padre, a su Hijo Jesucristo y al Espíritu Santo, las tres personas de la Trinidad. Y lo creen porque ésta es la enseñanza de la Sagrada Biblia concerniente a Dios y su relación con este mundo y la raza humana.
Cada persona -de la Deidad- no es 'un' dios; son las tres personas juntas las que son Dios, o forman la Deidad. Podemos compararlo con un gobierno, al que se lo describe con una palabra en singular, pero que está compuesto de varios miembros. Ninguno de los miembros, por sí mismo, es el gobierno, sino que todos ellos constituyen dicho gobierno, como miembros individuales.
Si no hay Trinidad porque el término no está en la Biblia, tampoco debería haber 'Salones del Reino', 'reino teocrático'... pues estas expresiones no se encuentran en las Escrituras.

¿Creen los Adventistas en el nacimiento virginal de Cristo?

Seguramente. Ellos sostienen que Jesús es el Hijo de María y el Mesías prometido en las Sagradas Escrituras.

¿Qué enseñan los Adventistas acerca del origen de nuestro mundo?

Creen que Dios creó a este mundo en seis días literales. Creen que el registro de la creación que se halla en el primer capítulo del Génesis no es una fábula, sino hechos reales. Consideran que si el Creador Omnipotente pudo hacer millones de soles que los astrónomos aseguran haber visto circulando en la inmensidad del espacio, no será difícil para Dios traer también a la existencia a nuestro planeta.

¿Creen los Adventistas en el bautismo?

Siguiendo las enseñanzas de Cristo de que todo aquel "que creyere y fuere bautizado será salvo" (San Marcos 16:16), requieren aquellos que desean unirse a la iglesia de Cristo, sean bautizados por inmersión, que es el método seguido por la iglesia del Nuevo Testamento.

¿Por qué los Adventistas del Séptimo Día guardan el sábado?

Porque Dios en el principio apartó el séptimo día de la semana de la creación como un memorial perpetuo de su poder creativo (Génesis 2:1-3).
El sábado es el séptimo día de la creación como lo demuestra el almanaque y el domingo es el primer día de la semana, como se puede leer en todo diccionario.
En Éxodo 20:8-11 está escrito: Acordarte has del día del reposo, para santificarlo: Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; Mas el séptimo día será reposo para Jehová tu Dios: no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas: Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, la mar y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día: por tanto Jehová bendijo el día del reposo y lo santificó.

Claramente se declara que Cristo observaba el día sábado (San Lucas 4:16), que él en día sábado hacía solamente las obras de bien necesarias (San Marcos 1:21-32).
Después de su crucifixión, el viernes, sus discípulos más allegados no embalsamaron su cuerpo en las horas sagradas del sábado, sino que lo depositaron en la tumba y "aparejaron drogas aromáticas y ungüentos; y reposaron el sábado conforme el mandamiento" (San Lucas 23:56), "y el primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro trayendo las drogas aromáticas que habían aparejado" (San Lucas 24:1).
Ningún adventista del séptimo día ha podido jamás encontrar un sólo texto bíblico que siquiera mencione que Cristo haya autorizado el cambio de la observancia del séptimo día de la semana al primer día y aseguran: "¿qué otra cosa puede hacer un fiel cristiano que seguir las claras enseñanzas de la Sagrada Palabra?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada